viernes, 30 de mayo de 2008

NOVENO DÍA.

Óscar Domínguez.
Continuación. Los dos que se cruzan. X.

Primer mensaje.

Como se ve una vez en la vida
Como una paloma blanca con el pico de oro fino
Con alas de punta de diamante
Ella
Como el cocktail Revelación
Como la flor de la era cuaternaria
Como el león fantasma
Como la sombra a las seis
Como la fuente petrificada en los placeres del vértigo
Como C de Cleopatra
Flecha como pantera negra
Arco iris como el perfume de su piel
Revólver como envidia
Escorpión como la invención desde la nada
Picasso como la maravilla de la era atómica
Ella
Todo tomar y todo dejar
Ella lágrima difícil fácil
Que sabe escribir y muy mal calcular
Una oruga le haría recular de horror
Pero no un toro de lidia al que se le vence
Naturalmente
Ella la loca del país con su vestidito de lechuga marchita
E...

Segundo mensaje.

Que los colores me vengan de España
Un compás de una calle de París
Y de Italia un arlequín.