lunes, 8 de junio de 2009

LA ESCALERA DORADA.

Sueñan libres, porque todavía ninguna ley prohibió el anhelo de lo imposible.
Luchan sin fin, porque andar el camino no siempre es fácil.
Vuelan unidas, porque sobre sus almas planean las alas de la música.
Caminan descalzas, como los dorados pies de Botero.

The Golden Stairs. Edward Burne-Jones (1833 - 1898).