jueves, 26 de julio de 2007

El poder de la música I.

Leyendo un libro, encontré un fragmento de una carta que en 1909 escribió Gustav Mahler a Bruno Walter.

No habría podido expresarse mejor, la fuerza y el poder que tiene este maravilloso arte sobre el ser humano.

[...] Cuando escucho música -incluso cuando dirijo- oigo respuestas concretas a todas mis preguntas, y lo veo todo perfectamente claro y me siento seguro. O, mejor dicho, me doy perfecta cuenta de que, en el fondo, no hay nada que preguntar.

Mahler. Briefe.

2 comentarios:

Joel Fleischman dijo...

Realmente muy de acuerdo con Mahler, compañera blogera. Benditos aquellos capaces de sentir el poder de la música palpitando en sus corazones, porque nunca desfallecerán. Bienaventurados los que se emocionan con la más sublime y misteriosa de las artes, porque ellos conocen la Felicidad. Afortunados los que se bañan con gozo en la música del universo, porque sus endorfinas contagiarán a toda la humanidad. Venturosos los que traen la música al mundo, los que la sacan a luz, los que la conservan, los que la reintrepretan, los que la escuchan, los que la apoyan, los que la aman, porque ellos son los hijos de la Alegría.

Ya he visto que nuestros blogs se llaman igual :D Una más que casualidad, afortunada por cierto. El tuyo es muy interesante. Un saludo desde Alicante

Ali dijo...

Joel Fleischman: muchas gracias por tu comentario. Por cierto, totalmente de acuerdo con él... ;-) Nos leemos en breve. :)